Close

Consejos

Síntomas fallo termostato del coche
¿Crees que el termostato de tu coche está estropeado? ¡Lee nuestro artículo para saber si tu termostato está averiado!
Fecha: jun 10, 2019 | Autor/a: Sara SR
Qué pasa si no cambio el aceite del coche
¿No sabes qué pasa si no cambias el aceite de tu coche cada cierto tiempo? Este es tu post.
Fecha: jun 10, 2019 | Autor/a: Sara SR
Coche pierde aceite por junta culata
Si ves que tu coche está perdiendo aceite por la junta de la culata y no sabes porqué, lee este post en el que te...
Fecha: jun 7, 2019 | Autor/a: Sara SR

¿Por qué sale humo blanco del tubo de escape del coche?

Publicado el: may 3, 2019 | Autor/a: Sara SR | Categorías: EVITAR AVERÍAS, ¿QUÉ LE PASA A MI COCHE?

Si no sabes porqué sale humo blanco de tu escape, aquí te dejamos toda la información necesaria para solucionarlo.

¿Por qué sale humo blanco del tubo de escape del coche?

En el uso de tu coche normalmente, puede que se presenten algunas situaciones que te lleven a dudar si está dañado o no, como es el caso del humo blanco, ya que no siempre que este es expedido por tubo de escape del coche hay que preocuparse por repararlo. Por ello, es importante saber en cuáles situaciones es necesario llevar tu coche al taller.

El hecho de que salga humo blanco del tubo de escape del coche cuando este arranca, puede que no signifique nada, siempre y cuando este no salga por montones y que desaparezca rápido. Si esto sucede así, no tendrás que preocuparte, ya que hay ciertas situaciones que hacen que el coche expida este humo.

Por ejemplo, en épocas de invierno, es posible que salga humo frecuentemente del tubo de escape al arrancar, ya que en este momento se evapora el agua depositada en el tubo. Esto solo sucede con los coches a gasolina, si pasa esto con tu coche de motor a diésel, deberás llevarlo rápidamente al taller para que revisen cuál es el problema.

Respecto a las situaciones en las cuales tu coche expide humo blanco y es en gran cantidad, puede que sí debas preocuparte. Ya que esto implica que tu coche tiene una avería bastante seria que podría costarte mucho dinero en arreglar.

Sin embargo, debes saber que es posible evitar estas sorpresas en tu coche, evitando gastar mucho dinero. Puedes tener en cuenta que hay diferentes formas de detectar estas averías y lograr actuar a tiempo para hacer las reparaciones respectivas de tu coche.

 

¿Por qué sale humo blanco de mi coche?

Son diferentes las situaciones en las que pasa esto y, por lo tanto, deberás tener en cuenta ciertos factores como el ambiente o la temperatura, las cuales podrían influir en que suceda esto.

A continuación, te presentaremos algunas de las situaciones en las que tu coche puede expulsar humo blanco en grandes o pequeñas cantidades a la hora del arranque o en marcha.

Recuerda que no siempre que el coche expulse humo blanco, significa que está averiado, pues esto se puede dar dependiendo de clima actual.

  1. Humo blanco, delgado y de poca duración

Si cuando arrancas el coche esto sucede, no tienes por qué preocuparte, es muy normal y puede que solo se trate de un poco de agua estancada en el tubo de escape. En lo que te debes fijar siempre, es si este humo desparece rápido y es tan delgado como un hilo. Si no es así, es decir, si el humo sale en grandes cantidades y a pesar de que ya estás en marcha continúa saliendo, debes comenzar a pensar que tu coche sufre de una avería mecánica grave.

Esta situación aplica para ambos tipos de motor, es decir, para gasolina y diésel, sin embargo, deberás tener especial cuidado con los motores a diésel, porque en algunos casos, sí que puede representar una avería en el motor o en la inyección del combustible.

  1. Humo durante la marcha

En caso de que vayas en tu coche y te fijes que este no para de desprender humo blanco grueso, deberás preocuparte. De hecho, lo recomendable es que dejes lo que vayas a hacer y lleves inmediatamente tu coche al mecánico.

Lo que sucede en este momento es que el coche está quemando el líquido refrigerante, esto significa que tiene una avería en seria en la junta de la culata o alguna grieta en el motor. Cualquiera que sea la situación, el gasto que deberás hacer, va a ser grande, pues esto es muy grave. De hecho, si te demoras mucho tiempo en arreglar este problema, podría empeorar mucho más hasta el punto de tener que reemplazar el motor.

No importa si es la junta de la culata o el bloque del motor, los cuales tienen alguna falla, si quieres conservar tu coche y no tener que comprar uno nuevo o invertir demasiado dinero en su arreglo, debes llevarlo lo más pronto posible a un taller, recuerda que entre menos tiempo dejes pasar, menor va a ser el dinero que vas a tener que pagar por tu coche.

  1. Humo espeso al arrancar

Este caso se presenta generalmente para los motores de diésel. Si cuando intentas arrancar el coche, te cuesta hacerlo y finalmente cuando arranca el tubo de escape escupe mucho humo y, además, espeso, puede ser un fallo en algún precalentador del motor. Lo que sucede allí, es que la cámara de combustión permanece aún fría al tratar de arrancar el motor, lo que quiere decir que los precalentadores de este no funcionen correctamente, ya que no condicionan bien el motor para que este arranque con normalidad.

También puede que el problema esté situado en el sistema de inyección de combustible, lo que haría que el motor expidiese este humo blanco y en grandes cantidades. Lo que sucede es que el motor quema poco combustible y el sobrante, termina evaporándose en el tubo de escape, por ello es que sale tanto humo blanco y espeso de tu coche.

  1. Humo al arrancar y en movimiento

Cuando esto sucede, también debes relacionarlo con la junta de la culata del motor. Lo que sucede en este caso es que el líquido anticongelante del motor, seguramente se esté filtrando por alguna parte. Lo que finalmente lo está llevando a mezclarse con el combustible del coche y este al hacer combustión allí, sale en forma de humo blanco.

Para este caso, deberás tener cuidado también, ya que implica al motor y no tomar acción rápidamente podría implicarte daños severos a tu coche, teniendo que gastar mucho dinero en ello.

No obstante, debes saber que, si está sucediendo esto, lo que debes hacer es reemplazar la junta de la culata, de esta manera, evitarás que líquido anticongelante continúe filtrándose hacia la cámara de combustión.

También, debes tener presente que, aunque detectes esto a tiempo, el cambio de una junta de culata, no es barato, vas a tener que gastar el suficiente dinero en ello. Sin embargo, podrás estar tranquilo, ya que no tendrás que gastar en más reparaciones y evitarás dañar el motor de forma grave.

Recomendaciones y precauciones en la emisión de humo blanco

Una de las recomendaciones más acertadas para evitar que esta situación o al menos poder detectarla a tiempo, es hacer un mantenimiento regular y constante a tu coche. Para esto, siempre debes estar atento a cualquiera de las señales que puede emitir tu coche como ruidos extraños, dificultad para arrancar e incluso, también deberás estar atento a los testigos luminosos que seguramente te ayudarán a ver cuáles son las averías de tu coche en el momento.

Por otra parte, ten en cuenta que hacer un mantenimiento constante, evitará que tengas que gastar demasiado dinero en reparaciones, especialmente, si ya has vivido el caso del humo blanco con tu coche. Ya sabes que en caso de ser algo grave, tendrás que gastar bastante dinero en reparaciones.

En caso de que estés considerando la opción de comprar un coche de segunda mano o usado.

Si este emite humo blanco, deberás tener especial precaución, ya que puede que haya humo blanco que no signifique una avería en tu coche, pero lo mejor es ser precavido y evitar comprar coches que tengan este problema.

Ten en cuenta que también pueden presentarse en tu coche humo de otros colores, los cuales también pueden indicarte algún daño en el motor, filtraciones o cualquier otro factor que los cause. Te sugerimos que siempre estés al tanto, haciendo mantenimiento constante y si es necesario, las reparaciones a tiempo para que no pierdas tu dinero, intentando arreglar algo que puede quedar inservible.

Comentarios (0)

Sin comentarios

Añada un comentario

Necesita iniciar sesión para publicar el comentario

Close